Saltar al contenido principal

El equipo

Jorge Ruíz

Soy Jorge Ruiz, un joven burgalés de 21 años con discapacidad intelectual. Soy la persona que originó este proyecto, pues siempre he sentido que tenía que hacer algo para que ningún alumno o alumna sufriera acoso escolar en su colegio o instituto.

Me considero una persona alegre, dinámica y vitalista, me encanta hacer actividades en la naturaleza. Soy tímido y nervioso, pero cada día me propongo superarme a mí mismo. Aunque soy muy joven ya tengo el título de FP Básica en Servicios Administrativos y me he graduado en la primera promoción del curso de “Experto para Jóvenes con Discapacidad Intelectual” de la Universidad de Burgos. Actualmente recibo apoyos en el centro de Puentesaúco de la Fundación Aspanias Burgos.

Ana Caballero

Mi nombre es Ana Caballero, tengo 27 años y al igual que Jorge, tengo el propósito de hacer que el bullying desaparezca de todos los centros educativos.

Soy la mayor de 3 hermanos, por lo que siempre me he sentido muy responsable con todo. Soy una chica con discapacidad intelectual con ganas de hacer cosas diferentes y a la que le gusta ayudar a otras personas. Por eso decidí sumarme al equipo del proyecto desde muy pronto.

Me he formado profesionalmente en lavandería, jardinería y limpieza, también he participado como alumna en el “Curso de Experto en Competencias Inclusivas para Jóvenes con Discapacidad Intelectual” de la Universidad de Burgos. El centro donde recibo apoyo pertenece a la Fundación Aspanias Burgos.

Jesus Escanciano

Soy el mayor del equipo, mis 27 años de experiencia, unido a mi ilusión por participar en proyectos con un impacto positivo tanto en la sociedad como en las personas con discapacidad a las que apoyo y acompaño desde hace ya unos cuantos años, hacen que vea este proyecto como lo que es, una doble oportunidad para todas las personas.

Palentino de nacimiento y burgalés de adopción, he desarrollado diversos roles en la Fundación Aspanias Burgos todos ellos vinculados a la educación, la formación y el apoyo de personas con discapacidad u otras en riesgo de exclusión social.

Mi papel en este proyecto es el de facilitar, apoyar y acompañar el trabajo del equipo en su labor de sensibilización en las escuelas, ya que todo esto forma parte de sus proyectos de vida.